lunes, 30 de marzo de 2015

jueves, 26 de marzo de 2015

Valencia

Valencia
Reales Atarazanas.
Plaza Juan Antonio Belliure.

Las Atarazanas constituyen el principal edificio de la ciudad de Valencia destinado en origen a la construcción y reparación de embarcaciones, a la guarda de aparejos marítimos, o armamentos que llevaban las naves y también en una determinada época, al almacenamiento de bienes muy importantes que llegaban a la ciudad por mar, como era el trigo y otras 
En la actualidad son utilizadas como Sala Municipal de Exposiciones temporales


lunes, 23 de marzo de 2015

Tavernes Blanques (Valencia)

Tavernes Blanques (Valencia)
Patio de entrada al Cementerio de los Ajusticiados.

Ese apacible lugar, tan desconocido para los valencianos, era el lugar donde se exponían los cadáveres de los ajusticiados, para ser posteriormente enterrados.

En otros tiempos afortunadamente pasados, los condenados a muerte en Valencia eran ajusticiados públicamente en la Plaza del Mercado, normalmente por ahorcamiento o garrote vil. La justicia establecía que los cadáveres quedaran expuestos hasta su descomposición para escarnio y ejemplo, pero esa bárbara costumbre era claramente insalubre y antihigiénica, por lo que ya a finales del siglo XIV se decidió trasladar los cuerpos ajusticiados a este lugar, sitio de paso frecuentado pero lo suficientemente alejado de la ciudad. Aquí volvían a colgarse en una macabra ceremonia y quedaban nuevamente expuestos y a merced de los elementos y las alimañas.

La exposición de los ajusticiados dejó de practicarse en 1790, pero la pena capital siguió vigente y hasta bien entrado el siglo XIX se siguió enterrando aquí a los condenados. Hace ya casi dos siglos que nadie es enterrado en este lugar.
La Cofradía de Nuestra Señora de los Santos Inocentes y Mártires se encargaba de la piadosa tarea de asistir a los condenados y dar sepultura a sus cuerpos. En 1447 se levantó frente al cementerio una ermita dedicada a la Virgen de los Desamparados, en la que tenían lugar los oficios religiosos. El templo que ahora existe bajo la misma advocación fue construido en 1940, y sustituyó sobre el mismo solar a la primitiva ermita que se encontraba en ruinas. La Cofradía sigue existiendo, con el nombre de Virgen de los Desamparados del Carraixet y sus miembros se encargan del mantenimiento del jardín del cementerio y de sufragar misas en recuerdo de los que aquí reposan.

Varios fueron los ajusticiados célebres cuyos restos fueron a parar a este lugar: el guerrillero saguntino José Romeu, condenado en 1812; Cayetano Ripoll, el maestro de Ruzafa que fue la última víctima de la Inquisición, y el más famoso de todos ellos, el general Elio, protagonista de la represión absolutista y de la restauración de Fernando VII, ejecutado en 1822.
Información extraida de este ENLACE.

sábado, 21 de marzo de 2015

lunes, 16 de marzo de 2015